La infidelidad es un problema que trae muchos dolores de cabeza a las parejas, pero la angustia se hace más fuerte cuando no se puede comprobar con hechos que su marido o esposa está en una aventura o en una relación alterna.

Por esa razón, te exponemos algunas situaciones para que identifiques si tu pareja se está portando fuera de lo normal y si es así, es hora de que contrates los servicios de Agencia de Investigaciones Privadas a Nivel Profesional.

Tu pareja es más vanidosa:

Esto se nota cuando se lleva más tiempo en el arreglo y además compró un perfume, antes ni usaba y ahora se preocupa más por los detalles de la imagen, desde ropa interior nueva y sexy y hasta tiene una barba más cuidada, la sospecha de infidelidad es inevitable.

Nunca tiene dinero:

De repente ya no hay cenas, ni esos regalos que acostumbrabas a tener, y la gota que derrama el vaso es cuando ni siquiera lleva al cine a tus hijos, definitivamente está gastando el dinero con alguien más y no está pagando ningún préstamo. ¿Sigues creyendo que no te engaña?

Llamadas sospechosas:

Ya son las 12 de la noche y suena el celular, de inmediato sale de la cama para hablar en la sala y lo hace en voz muy baja. Preguntas quién es, y te responde que “es del trabajo”. Lo curioso es que esto pasa diario y además ya no encuentras el recibo del teléfono y esconde el móvil cuando antes lo dejaba hasta en el comedor. ¿Crees que su jefe no duerma o será infidelidad?

Menos relaciones sexuales:

Las excusas son lo primero en este rubro: desde que tiene mucho trabajo, cansancio, preocupaciones, se ocupa menos tiempo de ti. Además cuando estás más sexy que nunca, ni siquiera te voltea a ver, y antes se te iba encima. Si estás pasando por esto, es hora de reaccionar inmediatamente.